jueves, 16 de junio de 2016

¿Cuánto tiempo se necesita para dominar un nuevo idioma?


Hoy en día se hace necesario desarrollar habilidades para mejorar nuestra capacidad de comunicación, tanto en el ambiente laborar, educativo o social, y en este sentido, un idioma adicional puede ser una excelente herramienta para cerrar un buen negocio, establecer alianzas, adquirir nueva información y conocimientos, o simplemente para relacionarnos mejor con las personas que nos rodean.

El proceso de aprender una nueva lengua o idioma puede llegar a ser más complicado de lo que imaginamos, especialmente en el caso de los adultos, sin embargo, la tecnología educativa ha evolucionado mucho y nos abre nuevas alternativas de enseñanza que posibilitan el aprendizaje valiéndose de recursos innovadores que se adaptan a las características particulares de cada alumno, como es la disponibilidad de tiempo, gustos, profesión, y presupuesto.

Asistir a un centro de idiomas tradicional, utilizar un curso en el hogar, o acceder a una opción en línea mediante el Internet pueden ser algunas alternativas viables. Un ejemplo puede ser la academia ingles bormujos

En el caso de los niños, el proceso debe ser más natural, si se pone demasiada presión puede generarse en el pequeño confusión, desintegración y desaliento, pues hay que considerar que aún está en etapa formativa y asimilando las complicaciones de su propio idioma nativo. 

Nosotros como adultos, podemos ayudar a nuestros niños a disfrutar del aprendizaje, un niño puede darse cuenta que nunca deja de aprender, pero que esto es agradable y divertido. Para empezar, tenemos que reconocer que las técnicas educativas basadas en el juego son realmente efectivas, que ofrecen muchos beneficios, por lo que poco a poco se están incorporando en el sistema educativo general en todo el mundo.

Por lo tanto, para responder a la pregunta del título, de ¿Cuánto tiempo se necesita para dominar un nuevo idioma?, la respuesta dependerá de varios factores como son: la motivación, la disposición, la disciplina, así como las capacidades propias del alumno, pero también de elegir el método o sistema apropiado.

Hay personas que por más que se esfuerzan parece que nunca terminan de asimilar un idioma diferente, y por contraparte, hay a quienes se les da con tanta facilidad que pareciera que tienen algún don especial. Debo aclarar que, con frecuencia, la diferencia está en el camino elegido para llegar a donde queremos ir, pero también en el deseo, o la motivación, que sin duda alimentará en nosotros una actitud positiva, de confianza y entusiasmo, dando paso a un viaje placentero de aprendizaje, crecimiento y superación.


Hasta la próxima

.

lunes, 6 de junio de 2016

Preparando a los hijos para el éxito o el fracaso


Todos los seres humanos nacemos con una capacidad muy grande para aprender, de hecho, desde que estamos en el vientre materno, las células nerviosas del cerebro ya están  recibiendo información. Se sabe que el feto se asocia a la voz de su madre, a sus emociones y a la música que escucha. Una vez que el bebé nace su cerebro está listo para recibir toda la información del medio que lo rodea a través de sus sentidos, información que moldea su estilo de vida  y le va dando elementos para comprender, vivir y aceptar o cambiar su realidad.

Según los neurocientíficos, las células cerebrales, únicas en cuanto a su estructura, son  maravillosamente flexibles  en los primeros años de vida, lo que permite a un niño aprender  casi lo que sea con una rapidez y facilidad impresionante. Cuando un niño llega a una edad aproximada de 10 años, las  neuronas empiezan a perder  cierta flexibilidad, y aunque nunca se deja de aprender, se sabe que la mayor base en el sistema de creencias y valores, habrá quedado instalada en la mente de ese  Ser humano.

Hay un dicho que versa “Niñez es destino…” Sin ser tan deterministas, resulta que ciertamente la influencia que deja en la forma de ser y pensar de una persona se moldea en los primeros años de vida sin que eso implique que no se pueda romper con los patrones establecidos una vez que así alguien lo decide; sin embargo, no siempre resulta fácil. Un ejemplo muy común se puede encontrar en los estereotipos que se establece en los niños varones dentro de la casa: “Los niños no lloran…Los hombres no lloran” “Los niños que juegan a la comidita son maricas… los hombres que hacen el desayuno en su casa son mandilones…” etc.

Preparar a los hijos para el éxito, implica que los padres necesitan estar conscientes de qué tipo de valores desean instalar en sus hijos, necesitan replantear ellos mismos cuáles son las creencias que hoy por hoy los limita y los aleja de sentirse plenos o felices y que incluso los afecta en sus estilos de crianza.

Los estilos y formas de crianza son la manera en que los padres se relacionan con sus hijos en diferentes aspectos, esto es, la manera en que demuestran su afecto, establecen límites , definen su comunicación, establecen actividades en conjunto, y le dan valor y valía a cada miembro de la familia.

Cuando los padres enseñan a partir de valores y creencias acordes a su actual realidad, o sea, sin los estereotipos sociales de represión  y con una actitud congruente, con toda seguridad estarán fomentando en sus hijos las bases  de una buena autoestima y una buena comunicación, elementos esenciales para alcanzar  relaciones  futuras  más constructivas y exitosas.

Hasta la próxima

.

lunes, 2 de mayo de 2016

¡Ah que cancionón!



Un momento de romanticismo. Compartiendo algo personal, una verdadera joya musical, interpretada por el Gran Caruso Yucateco, Nicolás Urcelay.  

Alma mía 
(María Grever)

Alma mía sola, siempre sola,
sin que nadie comprenda tu sufrimiento,
tu horrible padecer;
fingiendo una existencia siempre llena
de dicha y de placer,
de dicha y de placer...

Si yo encontrara un alma como la mía,
cuantas cosas secretas le contaría,
un alma que al mirarme sin decir nada
me lo dijese todo con su mirada.

Un alma que embriagase con suave aliento,
que al besarme sintiera lo que yo siento,
y a veces me pregunto que pasaría
si yo encontrara un alma como la mía.

Hasta la próxima!


lunes, 4 de abril de 2016

Haga la diferencia

No es lo que tiene, sino como usa lo que tiene lo que marca la diferencia. –Zig Ziglar

Aquí pueden descargar una lectura sugerida, se trata del libro "Nos veremos en la cumbre" autor Zig Ziglar
  
Pienso que este libro es diferente y sumamente motivador, creo que puede ser una lectura muy positiva para toda persona que desee hacer cambios en su vida y obtener verdaderos beneficios.

Muchas personas creen que no tienen lo que se necesita para hacer una diferencia en el mundo. Ellos creen que sólo las personas como Mahatma Gandhi, la Madre Teresa, Thomas Edison, Albert Einstein, Bill Gates, y los grandes o famosos son capaces de hacer una diferencia. Esto no es así.

La verdad es que cada uno de nosotros ha sido puesto en este mundo para contribuir y hacer una diferencia con su propia manera única de ser y hacer. No se trata de nada fuera de lo común, simplemente tiene que ser algo que se hace con la intención de aportar algo positivo a la sociedad en la que nos desenvolvemos o por decirlo de alguna manera, "hacer el bien".

Solo piense en esto:

1. No tiene por qué ser una tarea enorme.
"Si no se puede alimentar a un centenar de personas, alimente a una." - Madre Teresa
2. Iniciar ahora.
"Qué maravilloso es que nadie tenga que esperar un momento antes de empezar a mejorar el mundo." - Ana Frank
3. Su Contribución Nunca es demasiado pequeña.
"Nadie puede hacerlo todo, pero todos podemos hacer algo." - Autor Desconocido
4. La capacidad de compartir es un Don que todos tenemos.
"Miles de velas se pueden encender de una sola, y no se reducirá la vida de la vela. La felicidad nunca disminuye por la distribución. "- Buda
5. Motive a otros.
"Las habilidades marchitan bajo la crítica; pero florecen bajo el estímulo. "- Dale Carnegie
6. Intentar un efecto prolongado.
"Regale un pescado a un hombre y le dará alimento para un día, enséñele a pescar y lo alimentará para el resto de su vida" - Proverbio Chino
7. Deje de quejarse y haga algo.
"Si usted tiene tiempo para quejarse y quejarse de algo, entonces usted tiene el tiempo para hacer algo al respecto." - Anthony J. D'Angelo
8. Mejor hacer que decir.
"Un buen ejemplo tiene dos veces el valor de un buen consejo." - Autor Desconocido

¿Tiene alguna otra frase que nos pueda ayudar para hacer la diferencia? Por favor, compárala en la sección de comentarios.


lunes, 7 de marzo de 2016

Un ejercicio para sanar las añoranzas



Hace más o menos 10 años, entré en la crisis de tristeza y depresión más severa que nunca había conocido hasta entonces. Mi esposo me anunciaba que ya no me amaba y se iba. Fue así como definitivamente tuve que enfrentar el miedo más grande que en estos casos se hace presente: Quedarme sola…

Entonces, después de varios meses de llorar y llorar, pasó algo extraordinario (además de todos mis amigos, mi familia, mis hermanas preciosas, mi madre y mi padre que se quedaron a sostenerme); al estar escuchando una canción de Miguel Bosé "Si tú no vuelves" mi mente me hizo un magnífico re encuadre.

Originalmente yo escuché esa canción por el dolor que sentía (ya saben… más chilito a la herida!), pero… zaz!!!. Al estar escuchándola, a quien vi lejos… fue a mí… de mi misma, fue a una Rocío perdida, añorante, triste, sola, "abandonada".

Eso me dio una enorme sacudida!

Me dio un gran escalofrío ver como "esa" Rocío podía quedarse en ese espacio mental emocional, amargada, miedosa, resignada… no sé qué más…

Ésta canción me regreso a mí misma, porque me vi cantándole a mi "yo añorante" lo que pasaría si no volvía a mi…

Entendí con claridad que no me sentía sola porque aquel (¡Bendito Dios!) se hubiera ido, sino porque yo me había ido detrás de él, obvio, el sujeto ni me pelaba!

¡Era hora de regresar!

Tenía que voltear a ver a mis hijos que también se derrumbaban… No estaba su papá… Ni su mamá!

Fue una experiencia totalmente regeneradora y por ello es que ahora les comparto esta bella canción, escúchenla e imaginen, si están demasiado tristes por algo que terminó, que ya tal vez sean añorantes, y que se la cantan a su yo perdido… Su yo triste…


Es un ejercicio mental muuuy bueno créanme!... Pero no se desenfoquen! No se la canten a quien se fue...ese… ¡¡¡Ya se fue!!!!

Hasta la próxima
Roc.