martes, 15 de diciembre de 2015

El desarrollo de un EGO sano

Cuando se escucha la palabra EGO, suele asociársele a una autoestima exagerada, sin embargo en psicología esto no es así, cuando se señala al Ego se hace referencia al “YO”, y con él se reconoce la identidad del individuo y su relación con el medio que lo rodea, sus ideales y sus instintos.
Por ello es que es muy importante para todos nosotros asegurarnos que nuestros egos sean fuertes y sanos. Nuestro ego es lo que nos creemos ser, y como tal es un punto de referencia para relacionarnos con el resto del mundo. El ego es la individualidad. La identidad que nos diferencia de la identidad de otras personas. 
La falta de un ego desarrollado correctamente puede hacernos la vida difícil... tal vez, incluso miserable.
El ego es el centro de la conciencia y es el "ojo" a través del cual percibimos el mundo. Nuestra toma de decisiones está determinada por nuestro ego e implementa nuestra voluntad. El ego puede ser visto como una interfaz entre el mundo humano de la sociedad y los individuos.
Pudiera decirse también que es como un centinela. Analiza las situaciones como amenazantes o beneficiosas. Reacciona a insultos, o a daños en lo que percibe como sus propios símbolos o desafíos de sus circunstancias.
Es necesario que trabajemos para fortalecer nuestro ego y al hacerlo, desarrollar un sentido de individualidad, independencia, autoestima, asertividad y valores.
Las personas con claridad y convicción en sus opiniones y perspectivas específicas, gustos y preferencias, generalmente poseen egos que puede denominarse bien desarrollados, definidos o "fuertes".
Un ego bien desarrollado es beneficioso en muchos sentidos. Los individuos con egos sanos se acercan a otras personas desde una posición de fuerza y vigor, y no de necesidad o vacío.
Tales personas pueden forjar fácilmente relaciones positivas con los demás. Un EGO bien desarrollado permite al individuo comportarse de manera consistente, manifiesta estabilidad por lo que inspira confianza.
El desarrollo de un ego sano significa que una persona tiene una efectiva personalidad, no es fácil que se deja llevar por quienes tratan de persuadirlos con sus opiniones, suele valorarse y se siente seguro de si, en control y confianza.
Si usted siente que no posee un EGO lo suficientemente sano y fuerte como lo desearía, debe saber que éste puede desarrollarse a través de un buen trabajo interior, de conocerse a fondo, de aceptarse y reconocerse identificando ampliamente el valor de su presencia, esto lo ayudará a lograr un crecimiento genuino asumiendo plenamente la responsabilidad de su propia vida.
Buenas ideas que lo ayuden a mantenerse motivado hacia el logro de sus metas para el próximo año y a fortalecer positivamente su ego, las encontrará  mi estimado lector en este portal web.

Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, por favor anota tu nombre y tu e-mail y ponto nos pondremos en contacto contigo.