lunes, 7 de abril de 2014

VALENTÍA en la toma asertiva de decisiones

En mi constante exploración en el tema de manejo de emociones, me voy encontrando que se premia y reconoce demasiado a las emociones buenas y se juzga y prohíbe a las "malas" (ej. enojo, tristeza, miedo).

Estas emociones que nada tienen de "Malas", están en nuestro repertorio genético además del cultural y habrá que reconocer que también son útiles, que sirven para conocernos más a nosotros mismos y que al sentirlas estamos sintiendo también nuestra condición absolutamente humana.

Cuando se desborden y hacen presa de nosotros, provocándonos desesperación al darnos cuenta de que no nos hacen felices y nos desgastan (es cuando ya se hacen tóxicas), tenemos que poner un límite y trabajar sobre ellas.

Nuestra labor tendrá que ser, primero, conocerlas, dejar que fluyan dentro de nosotros y después, tomar el control a partir del conocimiento de qué las provoca.

Será indispensable prestar atención a lo importante y relevante en nuestra vida, y poner manos a la obra en el re-diseño diario de nuestro plan y proyecto de vida, enfrentando con VALENTÍA la toma asertiva de decisiones.

Debemos estar dispuestos a dejar ir, soltar o cerrar con decisión los ciclos que ya se deben concluir y estar dispuestos a pedir ayuda si es necesario, a invertir en nosotros que es una de las mejores inversiones que podemos realizar, porque estando bien, nuestro andar será mas certero y acertado…


Hasta la próxima
Roc.
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, por favor anota tu nombre y tu e-mail y ponto nos pondremos en contacto contigo.