lunes, 18 de enero de 2016

Reconozca su valor

Esta es una vieja historia que alguien me contó.

Se trata de un reconocido plomero que era famoso por sus habilidades maestras colocando instalaciones hidráulicas y sanitarias en grandes edificios.

En cierta ocasión fueron requeridos sus servicios pues en el edificio más antiguo de la ciudad se presentó un grave problema que era urgente resolver porque no circulaba el agua y se escuchaban algunos ruidos inexplicables en las tuberías, cosa que provocaba temor entre los usuarios de tan importante inmueble.

El habilidoso plomero, primero escucho de boca del ingeniero responsable la descripción del problema, hizo algunas preguntas, luego se dirigió al área para realizar un recorrido visual, observó un montón de cañerías enroscadas, procedió a identificar y ubicar los sonidos que podían percibirse solo con mucha atención; acto seguido, toco  las tuberías con sus manos verificando el mal funcionamiento de algunos sellos y perillas,  durante unos minutos guardo silencio, se quedó pensativo, después, mientras silbaba suavemente, introdujo la mano en su bolsillo y sacó un pequeño martillo, con él golpeó una válvula una vez. Inmediatamente el sistema entero empezó a trabajar perfectamente y el plomero se fue a su casa.

Cuando el administrador del edificio recibió una factura por diez mil pesos molesto se quejó ante el plomero de que solo había estado en el área de  tuberías y máquinas únicamente 15 minutos pidiéndole entonces que le enviara una factura detallada.

Esto es lo que el plomero le envió:

Por golpear con el martillo........................ $ 50.00
Por saber dónde golpear............................$ 9,950.00
                                                    TOTAL $ 10,000.00

Todos somos valiosos por el simple hecho de existir y ser parte de un sistema de vida donde todos sus componentes son interdependientes, es decir, todos necesitamos de todos, y los valores son aquellos elementos que se intercambian entre los individuos y dependiendo del beneficio que aportan a la sociedad se les considera más o menos valor.  No existe una escala definida para ello, el valor es relativo y se aplica a un momento y situación determinada.

Estimados amigos, como pueden ver, es importante reconocer nuestro propio valor, pero esto no basta para sentirnos bien con nosotros mismos, también es necesario ser capaces de mostrarlo al mundo y que exista aceptación por los demás, claro que, si algún día alguien no reconoce su valor o su derecho justamente, nunca estará demás saber quién podría darnos una conveniente y confiable asesoría legal, por ejemplo: http://artachoabogados.com/


Hasta la próxima
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, por favor anota tu nombre y tu e-mail y ponto nos pondremos en contacto contigo.