lunes, 7 de octubre de 2013

El cierre de ciclos

Hola mis queridos lectores: 

Esta ocasión quiero compartir con ustedes una reflexión que deriva de mi actividad como terapeuta. El cierre de ciclos es uno de los trabajos más arduos pero más gratificantes, así que, ojalá se animen a vivir el proceso.

Tal vez lo que da miedo de empezar a cerrar el ciclo, es tener la certeza de que un día ya no sentirás nada. Ni pena, ni dolor, ni miedo, ni amor, ni nada... y ver que todo aquello que jurabas existía se desvanece en las entrañas del olvido.

Existe mucho miedo de saber que puedes dejar de sentir, pero es eso en sí lo que te da la liberación... la paz... ¡dejar de sentir!...,  eso que ya no sabes que es... pero que no se parece a lo que fue. Que te confunde y te hace sufrir, que te irrita y te duele, que te inspira y te cansa... el ciclo se esta cerrando y la energía emocional toda, se empieza a manifestar como un enorme torbellino que aparentemente arrasará con todo. Entonces los apegos y miedos incrementan su furia y... en medio de todo, quien tal vez rezongue más ante lo inminente sea el ego, porque a él no le gusta ser olvidado, sustituido y menos sentirse comparado... 

Ilusión de control... solo ilusión porque quien esta fuera de control eres tu... así que... ante tal poder desestabilizador... lo mejor será... buscar un espacio para quedarte quieto... respirar y solo eso... dejar que la vida en su flujo... te lleve a eso... a eso que... se le llama FE. (créeme, es la única que hará que el torbellino no te deje en jirones de recuerdos y melancolía).

Te deseo mucha suerte, fuerza y fortaleza en tu proceso.

Tu amiga 
Roc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, por favor anota tu nombre y tu e-mail y ponto nos pondremos en contacto contigo.